una gestión cultural enfocada en los públicos: las conclusiones de Caja Cerebro 2018

Generar una nueva relación entre gestores culturales, artistas y emprendedores y el sector público, además de fortalecer la interacción con las audiencias, fue uno de los principales aprendizajes que surgieron desde el Segundo Encuentro de Innovación Caja Cerebro 2018.

El jueves 2 y viernes 3 de agosto, se realizó en la Biblioteca Regional Gabriela Mistral de La Serena, el Encuentro Caja Cerebro 2018 que, bajo la denominación “Cultura: Estado Futuro”, buscó resaltar la temática de género y valorar el trabajo que realizan mujeres a lo largo de todo el país y a nivel latinoamericano en la gestión cultural. En estos dos días, diez destacadas expositoras presentaron su experiencia en diversos tipos de proyectos.

Una de ellas es Cecilia Bunge, la invitada especial de Caja Cerebro 2018, quien llegó desde Buenos Aires, Argentina, a compartir con los asistentes su trabajo como profesional y gestora cultural en materia de apoyo a nuevos emprendimientos creativos en el vecino país, a través de la plataforma Recursos Culturales, que informa y apoya respecto de fondos concursables, oportunidades de gestión, entre otras temáticas de interés. Bunge comenta que, entre los principales desafíos que se identificaron en la conversación con los asistentes a la actividad, está generar en la sociedad una valoración respecto del concepto de cultura y de industrias creativas.Lo anterior, pues a juicio de la invitada, “la cultura es vista como entretenimiento o como entretención y no como un factor fundamental para la sociedad, el desarrollo económico y la salud. La cultura atraviesa todo, es un aporte muy importante al PIB, pero también al desarrollo de la sociedad. Por ejemplo, en Colombia, el surgimiento de orquestas juveniles aportó mucho al proceso que se estaba viviendo, de combate a la guerrilla, para que los chicos no se sumen a grupos donde no iban a andar muy bien. Es por eso que la cultura aporta a todas las otras áreas”.

Fortalecer y empoderar a los territorios

Asimismo, considerar la visión territorial y abandonar la lógica centralista, sobre todo respecto de las decisiones que se toman en Santiago y entregar el debido protagonismo a las regiones es una de las conclusiones que destacó Geraldy Robles, profesional del Departamento de Cultura de la Ilustre Municipalidad de Ovalle, quien expuso el modelo de gestión de esta unidad junto a Isabel González, encargada de Fomento a las Artes e Industrias Creativas de dicha unidad. Robles expresa que “instrumentos como los Fondart, por ejemplo, funcionan de una manera bastante centralista. Creo que hay que generar nuevas metodologías para sacar esto y generar una gestión cultural con un desarrollo artístico de buena manera”, mientras que González plantea que se debe “replantear la realidad de los territorios al momento de comunicar temas como los concursos públicos y la manera de postular”.

En este sentido, González plantea que “muchas veces se cree que las personas tienen mucho acceso a los medios de comunicación, a las nuevas tecnologías y no es así. Estamos dentro del territorio y a veces es muy difícil la difusión de proyectos, la realización de espectáculos y que lo que tenemos entendido que son medios de difusión no lo son, sino que funciona más el boca a boca y no las redes sociales”, razón por la que se hace necesario acercarse al territorio.

Gestión con enfoque en las Audiencias 

Un desafío que deriva de este último y que surgió desde el debate tanto en el panel inaugural de Caja Cerebro, como en las presentaciones de las invitadas, es el de profesionalizar el trabajo en cultura, patrimonio e industrias creativas en las regiones. Pamela Conejeros, periodista y profesional de la Unidad de Patrimonio de la Ilustre Municipalidad de Chillán (UPA Chillán), plantea que “hemos ido avanzando en una profesionalización, aunque sin dudas falta mucho. Hay que incorporar diversas miradas, desde las distintas formaciones profesionales, para aportar a la gestión cultural”.

Aquello incluye un desafío que es crítico, cambiar el modelo de formación de públicos para el consumo de bienes culturales, a un modelo que fomente la creación, para que, en palabras de Conejeros, los públicos “creen contenidos artístico, cultural y patrimonial y no desde el público consumidor”.

Es en aquel enfoque dirigido al público, que Alejandra Villasmil, creadora y directora de la revista online Artishock, especializada en contenidos culturales y una de las más leídas en América Latina, asegura que “hace falta que las políticas públicas tengan más de vista las necesidades y características de cada comunidad, cada región, para que realmente sean efectivas”.

Asimismo, expresa que la planificación desde el sector público y las iniciativas privadas deben converger, pues según Villasmil, “en Chile se tiende a demonizar mucho al sector privado, pero yo creo que se pierde la idea de unir esfuerzos, para llegar a un punto donde todas estas políticas puedan llegar a más personas”.

Es por ello que para la periodista, se debe trabajar de manera que los contenidos y la información, tanto la emanada desde las instituciones del sector cultural como, desde luego, la que presentan los medios, sea accesible a todo tipo de públicos, pero sin perder la debida rigurosidad: “es muy importante generar contenidos especializados, pero accesibles, sin generar contenidos herméticos, sino que puedan llegar a todos los públicos, escritos en un lenguaje accesible, para que sea acogido, leído e interpretado de manera más amigable”, concluye.

Generación de redes y colaboración futura

Para Cristián Venegas, Fundador  de Caja Cerebro, el balance de la actividad en sí es positivo, aunque de la misma manera en que se planteó desde un inicio, sus frutos están pensados para el mediano y largo plazo, pues es una actividad que busca permitir que gestores culturales y público en general creen lazos.

Venegas expresó que “los balances los hacemos con una distancia prudente, sabemos que encuentros como este generan frutos a mediano plazo, cuando las vinculaciones, iniciadas en este tipo de instancias, luego se transforman en ideas y luego en iniciativas conjuntas que van impactando el territorio”.

De todas formas, Venegas asegura que existe satisfacción por el ambiente que se generó durante las dos jornadas y destaca “la generosidad de las invitadas en compartir sus experiencias con los asistentes, hubo coincidencia además, en que los casos programados en esta versión representan un estado actual de la gestión cultural en el país, que denota avances significativos pero que deja de manifiesto todavía una serie de brechas que sufren las regiones “.

El proyecto Caja Cerebro continua próximamente con la publicación de una revista que dará cuenta de las reflexiones y alcances de esta iniciativa en la región, y posteriormente se pronostica el estreno de un documental que ahonda en las temáticas abordadas durante los dos días de encuentro.  Además desde la web Plataforma C se liberarán todos los recursos y ponencias asociadas a los casos presentados y las invitadas que participaron de la cita.

Leave a Reply