Educación Artística: innovar desde la Reforma Educacional

La Reforma Educacional ha abierto el debate sobre lo que se necesita para una formación integral de los niños y jóvenes. Por ello, desde la Unión Nacional de Artistas (UNA), vislumbran una gran oportunidad de profesionalizar la instrucción de las artes dentro de las escuelas, generando un nuevo espacio para la innovación. 

Por Cindy García

A raíz de la discusión que ha tomado lugar en el país, gracias a la Reforma Educacional que se está tramitando en el Congreso, han surgido diferentes inquietudes dentro de la sociedad. Aspectos como la gratuidad y la calidad han estado en el sitial preferencial de las conversaciones. Pero, ¿qué pasa con el rol de las artes y la cultura dentro del Sistema Educativo? Estas temáticas abren un nicho importante de posibilidades de innovación dentro de los currículum de las escuelas, tanto públicas como privadas, puesto que considerar  estos tópicos en  la enseñanza permite la creación de nuevos proyectos educativos integrales, que contemplen formas más didácticas y participativas de generar y compartir conocimiento.

En ese sentido, las artes y la cultura son primordiales en el desarrollo humano. Se ha demostrado científicamente que el aprender alguna de estas disciplinas desde temprana edad ayuda a las personas, por ejemplo,  a desarrollar una sensibilidad mayor, lo que se traduce en una ética más fuerte en la adultez. Además, numerosos estudios señalan que tocar un instrumento musical facilita el aprendizaje de las matemáticas, o que la poesía contribuye a mejorar el uso del lenguaje, en su expresión escrita y oral. Por estas razones, es importante tener en cuenta que el arte debiese ser pieza fundamental en el desarrollo integral de los niños y jóvenes de nuestro país.

Por otro lado, la discusión de la Reforma Educacional es una oportunidad valiosa de instalar este tema en la agenda pública, destacando el valor que tiene incluir en el currículum no tan sólo Artes Visuales y Música, sino que ampliar el abanico hacia otras ramas del arte, como son el teatro, la danza, literatura, entre otras. Es por ello, que organizaciones como la Unión Nacional de Artistas (UNA) están luchando por posicionar y potenciar las artes dentro del Sistema Educativo. Para dichos fines, ellos realizan acciones concretas que esperan tener frutos visibles en el corto plazo. Por ejemplo, son miembros del “Movimiento Interdisciplinario y Social por la Educación Artística” (MISEA), donde organizaciones de la Sociedad Civil se han articulado con el fin de visibilizar y crear consciencia sobre la precaria situación que vive la educación artística en nuestro país, a través de diversas actividades.

La Unión Nacional de Artistas apoya e incentiva la Educación Artística como parte de la formación de niños y jóvenes

Asimismo, están participando en una mesa de trabajo directamente con el Ministerio de Educación, para  mejorar la calidad de la enseñanza en artes, potenciando la profesionalización de los docentes en estas materias; aumentar las horas y disciplinas en las Bases Curriculares, y fortalecer la institucionalidad para las escuelas especializadas en artes y la educación artística general. Estas medidas incluyen el apoyo de la UNA en la implementación del Plan Nacional de Arte en la Educación, que contempla el período 2015-2018 y que se espera, genere cambios significativos en el desarrollo del arte dentro de todas las escuelas y colegios de Chile.

Dicho plan pretende universalizar la enseñanza de las artes para todos los colegios, sobre todo en los públicos, que actualmente son los más olvidados y con más falencias, tanto en la instrucción como en el equipamiento y financiamiento, lo que profundiza la inequidad social que existente en Chile, según explican desde la UNA. Sin olvidar que también hay liceos artísticos que actualmente luchan por mantenerse vivos, y que serían grandes beneficiados con estas medidas.

Por lo que, es innegable que gracias al debate en torno a la Educación Artística, se abre una oportunidad de innovar y cambiar la sociedad a través del desarrollo de las artes en nuestros niños y jóvenes. Se da un escenario propicio para la creación de proyectos culturales que sean afines con estas temáticas, y que permitan profundizar los conocimientos artísticos tanto en las escuelas como en las universidades, dado que la formación de profesores integrales es clave para el éxito de estas reformas. Y finalmente, no hay que olvidar que la cultura es el reflejo de lo que ocurre a nuestro alrededor, nos representa como personas y nos identifica como parte de un conjunto mayor de individuos, y sólo fomentando las artes desde la infancia, lograremos crear una identidad sólida, sensible y creativa para nuestra sociedad.