¿Cómo negociar el precio de tu show en vivo?

En esta nota, nuestros  amigos de Sonosapiens (Sonosapiens.cl) nos entregan ocho interesantes tips para tener en cuenta antes de negociar un show en vivo.

por Cristián Lucero

Red Hot Chili PeppersBeyoncePaul McCartney o Michael Jackson son sólo algunos de los artistas que nunca recibieron pagos por sus respectivas presentaciones en las finales del Super Bowl (EEUU), según la revista Times. ¿Qué los sedujo para cerrar un acuerdo así?

En general, es importante considerar no sólo la compensación monetaria, sino también la audiencia y exposición a la hora de agendar conciertos. La exposición puede definirse por factores cuantitativos así como cualitativos, y bien puede perjudicar o potenciar a un artista. Para lograr un equilibrio en este aspecto es fundamental reconocer los objetivos y proyecciones de la banda o solista. Esto permitirá evaluar cuán significativa es la eventual participación.

Si mi carrera está en ascenso y me ofrecen una buena oportunidad para llegar a nuevas audiencias, entonces probablemente aceptaré que me paguen menos de lo que suelo exigir.  Obviamente debemos guardar las proporciones, pues no siempre enfrentaremos negociaciones como las de Bruno Mars, quien se presentó a costo cero ante 100 millones de personas en el Super Bowl del 2014 y al día siguiente alcanzó el número uno en ventas digitales en plataformas como iTunes y Spotify.

¿Cómo enfrentar los diversos contextos para negociar un buen acuerdo? Aquí te ayudamos con 8 sencillos consejos que resolverán parte de esta interrogante:

  • Manténte informado – La capacidad de un recinto, su infraestructura técnica, la inversión del promotor o su experiencia con eventos anteriores. Toda información es valiosa al momento de tomar una decisión. Ten una carta bajo la manga y domina datos duros sobre tu proyecto musical para exponerlos: número de likes en Facebook, tipo de audiencia o número de asistentes en tus conciertos. Usa los logros a tu favor y procura estar actualizado.
  • Haz un listado de gastos básicos –Lo primero, es cubrir los costos que tiene tu banda al momento de agendar un show en vivo. Es vital entender la dinámica del equipo: traslado de instrumentos, integrantes, horarios, comidas correspondientes, alojamientos, etc. Puede que no sepas exactamente cuánto vale tu trabajo, pero sí estarás consciente de lo mínimo que necesitas para moverte y tener un buen desempeño.
  • Nunca aceptes la primera oferta –Generalmente la primera propuesta nunca cumple las expectativas porque está supeditada a los intereses del productor. Pide garantías cuando lo estimes conveniente y haz valer tu profesionalidad. No se trata de pedir 300 cuando te propongan 100, pensando en lograr un acuerdo de 200 como resultado. Eso no es negociar, sino escoger una cifra al azar y podría hacerte quedar mal. Sé honesto y pelea por una cifra consecuente.
  • Considera y presenta diferentes tarifas –El formato de la banda, así como los tiempos que duren las presentaciones en vivo, son variables que pueden generar diversos presupuestos. Pero recuerda, estamos negociando con talento y creatividad. Un show acústico unplugged quizás puede costar mucho más que un set normal, y esto se argumenta en las horas de ensayo extra que habrán para que la banda prepare el repertorio.
  • Redondea para arriba –Si te solicitan una cotización, siempre súmale a tu tarifa un pequeño delta. Si te quieren contratar de verdad y encuentran tu valor muy alto, seguro volverán para conversar. Pero si te contestan con un ‘Ok‘ a la primera cifra que lances, probablemente es porque tenían dinero suficiente para pagar eso o más.
  • Exige todos los detalles –A nivel comunicacional y técnico ambas partes deben estar muy bien coordinadas. ¿Ellos proveen el backline?, ¿puedes vender tu merch?, ¿quién enviará el comunicado para promocionar el evento? ¿qué contenido proveerás tú? Estas son sólo algunas de las preguntas que deben resolver al momento de negociar, porque si algo no está considerado, tendrá que salir de tu bolsillo.
  • No cierres puertas y sé flexible –Si cotizan tus servicios musicales y no les gusta el valor que entregaste, difícilmente responderán de vuelta. Deja abierta la negociación y hazles saber que tienes tarifas para diferentes formatos, o que puedes transar la cifra que exiges si te detallan bien el contexto. Incluso, puedes revertir la situación a tu favor: propón un precio menor por un primer concierto a cambio de agendar otros a futuro al valor inicial. Cuidado, deja todo por escrito para que se cumpla lo pactado.
  • Nunca des un ‘no’ por respuesta –Por el contrario, si el ofrecimiento del promotor parece inviable, no debe rechazarlo en seguida. A veces, este tipo de conversaciones se llevan a cabo de manera fortuita o en entornos donde debes responder rápido. Si no estás seguro de que sea beneficioso lo que te están presentando, deja a un lado el ‘no’. Cámbialo por un ‘deja pensarlo’ y medítalo mejor con la almohada. Quizás se te ocurre cómo sacar ventaja de la situación. Usa tu creatividad.